mamparas-de-oficina

 Las mamparas son una división física que puede ayudar a mejorar la seguridad de nuestros colaboradores ahora que regresamos a las oficinas.

"La creación de barreras físicas y la instalación de separadores de oficinas ayudará a reducir los riesgos y mantendrá a los empleados y al personal seguros".

Los cubículos de oficina tradicionales han sido un elemento fijo en el lugar de trabajo durante más de medio siglo, ya que permitían albergar a más colaboradores en el espacio de trabajo. 

Ahora que muchas empresas buscan regresar a sus oficinas y existe mucha preocupación por la seguridad de los trabajadores. Se contemplan muchos cambios significativos que garanticen la higiene en el lugar de trabajo, incluida la instalación de mamparas separadoras

El propósito de colocar barreras físicas es proteger a los empleados y minimizar el riesgo de contaminación, tanto como sea posible, sin realizar cambios estructurales. 

En ese sentido, el uso de mamparas separadoras se está volviendo muy evidente en un entorno corporativo posterior al Covid-19, ya que las empresas pueden no tener el tiempo ni los recursos para diseñar un modelo de oficina completamente nuevo en poco tiempo, por lo que las mamparas separadoras son una solución rápida. adaptable y rentable.

Algunas de las alternativas más efectivas para lograr un regreso a la oficina seguro y ordenado para tus colaboradores son las siguientes:

 

Instala barreras protectoras de plástico transparentes portátiles 

mamparas-transparentes-oficina

"Para evitar la propagación de gotas, los escritorios deben estar separados por particiones y divisores más altos, y probablemente veremos el uso de elementos de marquesina que se extienden parcialmente sobre cada espacio de trabajo".

Muchas empresas, como cafeterías, gasolineras y tiendas de abarrotes, han instalado protectores y divisores de plástico transparentes temporales para reducir el riesgo de transmisión del coronavirus. Los mismos tipos de barreras físicas se pueden utilizar en el entorno de la oficina donde hay mucho tráfico peatonal o interacciones en persona.

Se pueden instalar protectores de plástico transparentes portátiles en salas de reuniones, escritorios de trabajadores o pasillos para separar a las personas y garantizar las regulaciones de distancia social. Esto permite la convivencia segura entre colaboradores al mismo tiempo que permite el contacto visual directo. 

Este elemento no solo es una barrera importante para evitar la propagación de enfermedades respiratorias, sino que también es una declaración clara de la empresa a sus colaboradores de que toma medidas serias en términos de salud y distancia social. Al ser transparente, la oficina diáfana conserva su característica interactiva y los empleados todavía se sienten parte del equipo.

 

Reconsidera los cubículos 

Durante las últimas décadas, los cubículos han pasado de moda en los lugares de trabajo modernos y han sido reemplazados por elementos de diseño de oficinas abiertas. Pero la pandemia de coronavirus ha obligado a las personas a valorar los espacios privados y personales. 

Los cubículos de plástico transparente pueden reemplazar el concepto de oficina abierta para ayudar a fomentar la sensación de un entorno libre y abierto, mientras que proporciona un espacio privado para empleados individuales. Además, las pantallas divisoras también se pueden colocar en el piso entre los empleados sentados, para proporcionar un mayor nivel de protección.

 

Transforma las salas de conferencias en "officles"

Si bien los cubículos parecen estar regresando en los espacios individuales debido al COVID-19. En las salas de conferencias, los diseñadores, propietarios de edificios y ejecutivos están planteando eliminar una pared para promover un espacio de trabajo más seguro. 

Estos espacios se conocen como “officles” u “oficubículos”, ya que integran una oficina y un cubículo. Dado que estos espacios solo tienen tres paredes, el aire puede circular libremente y evitar que los gérmenes se acumulen en un solo lugar.

Las tendencias modernas de diseñar lugares de trabajo de estilo "residencial", junto con la maximización de la densidad y la eficiencia por metro cuadrado, se están descartando debido a los desafíos de la distancia social y la seguridad. El atractivo espacio de trabajo ya no estaría lleno de asientos blandos y juegos de mesa para los trabajadores, sino uno en el que se sientan seguros. Las mamparas divisorias y la reorientación de los muebles son muy evidentes en las circunstancias actuales. En el largo plazo, las empresas deberán reorganizarse y las mamparas ganarán mayor importancia.

Procurar la salud de tus colaboradores y mantener su productividad es una cuestión de adaptabilidad. Este es el momento de optar por soluciones efectivas y que puedan implementarse rápidamente. Evalúa tus espacios de oficina actuales y decide qué soluciones podrían funcionar mejor en ella. Recuerda que es probable que además de implementar medidas de protección en la oficina, tengas que adoptar modalidades híbridas en las que algunos de tus colaboradores trabajen de forma remota o tengan horarios escalonados.