muebles-multifuncionales-para-mejorar-la-productividad

Reducir la cantidad de mobiliario en tu oficina suplantando con muebles multifuncionales, puede optimizar la productividad y la distribución de espacios.

Existen diversos factores que pueden mejorar el rendimiento de una compañía; desde la cultura organizacional, hasta la distribución y elección del mobiliario en el espacio de trabajo.

El potencial de los muebles de oficina, aunque en ocasiones puede pasar desapercibido, es uno de los aspectos más importantes para tener un mejor rendimiento en tu empresa.

En este artículo te mencionamos 5 formas en las que los muebles multifuncionales son capaces de aumentar la productividad en la oficina.

Un mejor aprovechamiento de los espacios

La optimización de los espacios disponibles se ha vuelto una preocupación creciente en estos tiempos; pues no sólo es un factor que afecta directamente a la productividad, sino que en tiempos en los que impera la necesidad de distanciarnos físicamente de nuestros compañeros, se vuelve una cuestión crucial al procurar la salud del equipo de trabajo. 

En este sentido, los muebles multifuncionales representan un ahorro de espacio significativo, dado que ayudan a cumplir con diferentes tareas con una sola pieza de mobiliario que puede adaptarse para diferentes funciones a lo largo del día. 

Los archiveros que pueden funcionar como asiento, escritorios con capacidad de transformarse en un área de trabajo colaborativa, y la sillería con capacidad de utilizarse para diferentes objetivos, son algunos de los muchos ejemplos de mobiliario multifuncional.

Mayor flexibilidad

De acuerdo a un estudio reciente de WorkDesign, el 76% de los ejecutivos consideran que el diseño de la estación de trabajo es un factor crucial para la productividad en la oficina; mientras que la flexibilidad del espacio de oficina es muy importante para el 88% de los participantes. 

Por ello, los muebles multifuncionales juegan un papel fundamental en las empresas de hoy, ya que se pueden adaptar para cumplir las necesidades particulares que vayan surgiendo. 

Una excelente forma de aumentar la flexibilidad en la oficina es a través de las estaciones modulares, ya que éstas pueden cambiar sus características para expandir, optimizar o ajustar sus capacidades fácilmente. Las mismas cuentan con espacios de trabajo individuales que se pueden utilizar cuando se necesitan altos niveles de concentración o una mayor privacidad, pero que pueden integrarse con otras estaciones modulares para formar espacios de trabajo colaborativo, sin necesidad de grandes trabajos de instalación.

Múltiples tareas en un solo lugar

Hay situaciones en las cuales un solo mueble multifuncional, puede ser también de utilidad para una sola persona y el cumplimiento de diversas tareas. Por ejemplo, las estaciones de altura ajustable destacan por su capacidad de adaptarse a diferentes tipos de actividad. 

En lugar de tener una oficina abarrotada de diferentes muebles, un mismo colaborador puede utilizar su estación de altura ajustable para realizar un plano, una maqueta o estudiar documentos mientras está de pie y más tarde modificar su altura para trabajar frente al monitor y realizar diferentes tareas de forma digital. 

Valor en la personalización

De igual manera, este tipo de mobiliario permite que diferentes personas, con distintas características, puedan aprovechar un mismo espacio. Así, por la mañana cierta persona puede ocupar un área de trabajo, y más tarde, u otro día, puede ocupar esta posición otra persona.

Esto afecta de forma directa en la productividad de los colaboradores, ya que aumenta la comodidad con la que trabajan. No necesitan adaptarse a las características del mueble, sino que éste se adapta a ellos y sus gustos personales, haciendo de sus labores algo mucho más agradable y previniendo incluso, dolores físicos que devienen del uso de mobiliario sin cualidades ergonómicas.

Un alto grado de coordinación

Existen muchas empresas, donde el trabajo en equipo es un factor crucial para mejorar el rendimiento. En este sentido, estudiar las capacidades que se necesitan, así como las opciones disponibles, puede aportar los elementos precisos para una mayor coordinación. .

Los sistemas modulares con capacidad de interconexión, resultan muy oportunos para responder de forma rápida a las necesidades de trabajo colaborativo. Sin embargo, adquirir un buen set de mobiliario multifuncional pensado para servir en múltiples combinaciones y lugares del lugar de trabajo ayudará a modificar áreas y departamentos para responder de forma oportuna a las necesidades inmediatas. 

Con los muebles correctos, cada vez que surjan nuevos proyectos, nuevas prioridades, o se requiera de un trabajo más organizado entre dos áreas en particular se podrán adaptar los espacios de forma rápida y sencilla, eliminando los obstáculos que pudieran afectar la productividad en la empresa.

Un buen mobiliario flexible, multifuncional y dinámico, es la solución cuando se tienen oficinas temporales o una constante necesidad de evolucionar los procesos; gracias a la libertad con la que se puede hacer toda clase de ajustes. 


Las opciones de calidad como las que se pueden adquirir con firmas de prestigio internacional como Gebesa, son una inversión inteligente, que permitirá mantener áreas enteras funcionales a largo plazo, y con la capacidad también de adaptarse a las múltiples necesidades que pueden ir surgiendo durante nuestro proceso de desarrollo empresarial.