muebles-para-home-office

Al trabajar desde casa es muy importante asegurarnos de contar con un espacio en el que podamos desempeñarnos de forma óptima y prevengamos las lesiones físicas.

Si las condiciones actuales han hecho que tengas que trabajar de forma remota más frecuentemente, o si ya llevas un tiempo considerable laborando desde casa, este artículo es de tu interés. 

Ya pasó el periodo en el que era aceptable trabajar algunos días en la mesa del comedor o en la sala. Trabajar en este tipo de muebles por periodos prolongados puede resultar efectos adversos para tu salud e interferir con tu productividad.

Para crear un espacio de home office y escoger los muebles correctos que tu trabajo desde casa sea el más eficiente, te presentamos una serie de consejos que te ayudarán a tomar la mejor decisión. 

 

Ergonomía

Si tienes un “trabajo de oficina”, así sea en tu hogar, la cuestión ergonómica es un factor esencial. Una de cada tres personas que tiene un trabajo de este tipo, en algún momento de su ejercicio profesional sufrirá dolores de espalda, lo cual no solo puede afectar severamente el desempeño, si no incluso puede requerir algún tipo de cirugía.

No hay mejor medicina que la preventiva, ni nada más valioso que la salud, por lo cual elegir sillas ergonómicas, es una de las formas esenciales mediante las cuales puedes empezar a cuidar de mejor forma tu integridad.

En este sentido,  las sillas ejecutivas o semi ejecutivas con diseño ergonómico son una buena opción. Además de proteger tu salud, su flexibilidad y capacidad de ajuste son de gran valor para adaptarlas de forma precisa a tus necesidades. 

 

Comodidad

Trabajar en una posición y asiento cómodo, te ayudará a concentrarte mejor en tus funciones. 

Por tal motivo, también se recomienda verificar si tu silla realmente tiene la capacidad para mantenerte cómodo durante toda tu jornada laboral. Para lograr esto es necesario hacer una planeación en conjunto con tu escritorio y tu pantalla u otros instrumentos de trabajo para verificar que todos los elementos estén a una distancia adecuada.

Si tu mesa de trabajo está demasiado alta, será cansado mantener la vista alzada y el cuerpo en una posición que no es natural; o si por el contrario, tu escritorio está muy bajo, encorvar tu espalda para escribir o usar el mouse te causará fatiga después de un rato. 

Busca que todos los elementos de tu home office estén de acuerdo a tu altura y la postura natural que tienes mientras trabajas, así asegurarás una jornada confortable y productiva.

 

La circulación es importante

Hay detalles con los que una buena silla de oficina debe contar para favorecer una óptima circulación sanguínea y con ello proteger de mejor manera la salud del colaborador.

Por ejemplo, una inclinación en la parte frontal del asiento, ayudará a mantener una mejor circulación en las piernas; de lo contrario se podrían producir también daños importantes en el largo plazo; además de que evita la compresión en la parte posterior de las rodillas.

Asimismo el hecho de tener una silla con respaldo que se pueda ajustar en su posición con relación al asiento, será una buena forma de personalizarla de acuerdo a nuestra corpulencia; pues cuando nuestro abdomen queda en posiciones comprimidas es muy fácil desarrollar problemas de circulación, e incluso digestivos. 

 

Dinamismo

Si tu trabajo te obliga a realizar tareas en las que tienes que moverte frecuentemente por la estación de trabajo, un buen conjunto de muebles de oficina en casa puede facilitar tu labor. 

De entrada, tener un lugar con suficiente espacio, como puede ser un mueble modular totalmente equipado, hará más organizada tu función, pero también debes acompañar este de una silla flexible y móvil que facilite las cosas. 

Si tienes que pasar un largo rato en tu home office, quizá también pueda ser de utilidad considerar un reposapiés, o incluso una silla con alguno integrado, de forma que de igual manera puedas cambiar a una postura más relajante cuando la situación lo amerite.

 

Transpirabilidad

Otro factor clave a tomar en cuenta, es la capacidad de tu mobiliario, particularmente de tu silla, para mantener una óptima ventilación en tu cuerpo.

No es casualidad que algunas de las sillas de oficina mejor valoradas en la actualidad, estén elaboradas con materiales transpirables. Está comprobado que además de cuidar de mejor manera el bienestar a largo plazo, resulta más cómodo, sobre todo en ambientes cálidos o con ventilación natural. 

Una silla con diseño o materiales transpirables, evita que sudes constantemente, y también te mantiene en una temperatura adecuada a lo largo de tu jornada laboral, lo cual te evita molestias y te ayuda a concentrarte mejor en tus actividades.

Así que ya lo sabes, escoger muebles para tu home office de calidad, como los que puedes encontrar en Gebesa, es una inversión mínima en comparación con el cúmulo de beneficios que podrás obtener para tu salud, así como también para tu desempeño y resultados.