amenidades-y-espacios-seguros-en-la-nueva-normalidad

Con la llegada de la pandemia, las necesidades a suplir en los lugares de trabajo se han transformado. Ahora no solo es necesario promover la productividad y la comodidad de tus colaboradores a través del mobiliario adecuado. También hay que procurar que todos los espacios sean seguros y se pueda prevenir el contagio siguiendo los lineamientos establecidos.

Aunque suele prestarse mucha atención a los escritorios y las áreas de trabajo, los espacios compartidos y de descanso en las oficinas también deben de cumplir normas que garanticen la seguridad de tus colaboradores. A continuación te enlistamos 6 claves que te ayudarán a lograrlo.

Un mejor control en los accesos

Desde la puerta de entrada de tu oficina, es posible implementar filtros que prevengan el ingreso de personas con síntomas al establecimiento. La instalación de sistemas de detección de temperatura ha probado ser una de las alternativas más eficientes.

Aunque las pistolas de temperatura o los termómetros de pared se han vuelto populares, también existe la opción de las cámaras térmicas, las cuales, además de registrar el calor corporal de forma más fiel, también evitan la necesidad de tener personas instaladas en la entrada todo el día.

Las cámaras térmicas son una excelente alternativa para tener una vigilancia más amplia y automatizada, ideal para lugares con una amplia afluencia de personas.

Este tipo de dispositivos pueden generar una alerta cuando se registre una persona con temperatura elevada, previniendo así el ingreso de personas que podrían tener síntomas de alguna infección de corte viral.

Tecnología sin contacto

Es importante realizar una revisión y analizar qué acciones requieren tener contacto físico con las manos, que podrían evitarse con otras alternativas. Por ejemplo, si pides una firma o registro al ingresar, esto se puede sustituir con una fotografía o sistema de chequeo con tarjetas con un sistema de transmisión inalámbrica.

Además, puedes usar puertas automáticas, iluminación fotosensible, impresión a distancia y revisar todos los trámites que aún requieren del uso de papel y demás materiales físicos para crear instalaciones más seguras en el lugar de trabajo.

Ventilación adecuada

Las más recientes investigaciones han demostrado que los brotes de contagio que se han llegado a producir al interior de oficinas o lugares comunes, surgieron a partir de un deficiente sistema de ventilación.

En este sentido, resulta importante fortalecer la calidad de la ventilación a través de acciones como la ampliación de ventanas o fuentes de ventilación natural y la mejora del filtrado en el sistema de aire acondicionado.

Redistribuye de espacios

Para ampliar el área destinada a cada colaborador y garantizar que se cumplan las recomendaciones de salud actuales, es conveniente evaluar la pertinencia de cada uno de los espacios existentes.

Hay funciones que se podrían realizar de forma remota, o bien, tareas que se podrían digitalizar para reducir la presencia de visitas y personal dentro de las instalaciones del lugar de trabajo.

Esto podrá dar pie a la supresión de secciones y permitirá una distribución de espacios más amplios con una mayor distancia entre escritorios, cubículos y áreas de trabajo.

Facilita la limpieza

Otro de los aspectos prioritarios a renovar en las áreas comunes de las oficinas es la higiene. La limpieza y sanitización inmediata de las áreas de trabajo desocupadas es esencial. Así como mantener un aseo frecuente de las áreas comunes, como pueden ser pasillos, accesos, sanitarios y rutas de evacuación.

Para facilitar esto, es conveniente la adopción de materiales y superficies que sean fáciles de limpiar y que permitan mantener un alto grado de higiene.

También es muy importante promover el uso frecuente de gel antibacterial y el lavado de manos continuo para minimizar la posibilidad de infección.

Indicaciones claras

La mejor forma de lograr que todos los colaboradores adopten las medidas de higiene es a través de recordatorios frecuentes. Utilizar señales claras para reiterar la necesidad de mantener las medidas de higiene puede evitar muchos contagios dentro de la oficina.

Es cierto que una capacitación al personal puede ayudar a adquirir las nociones básicas acerca de los protocolos necesarios para reducir riesgos, pero expresarlas de forma visual y atractiva, servirá como recordatorio explícito de su importancia y necesidad de mantener las medidas durante el tiempo que sea necesario.

Las condiciones propiciadas por la pandemia han puesto en riesgo la supervivencia de muchas empresas. Sin embargo, si se logran implementar las medidas correctas y se analiza de forma inteligente las alternativas para adaptar las oficinas, es posible que muchas recuperen su productividad en algunos meses.

El mundo es liderado por quienes se adaptan rápidamente, así que renueva lo que tenga que transformarse, y continúa con una sana expansión de tu proyecto empresarial, buscando también definir protocolos e instalaciones seguras en tus espacios compartidos cotidianos.