como-integrar-mobiliario-nuevo-a-la-oficina

Para integrar el mobiliario nuevo, debemos considerar que en las empresas se apuesta por el trabajo colaborativo en oficinas más cálidas y modernas.

Nueva llamada a la acción

¿Por qué adaptar el mobiliario a la oficina y no al revés?

Estar a la vanguardia en el mundo empresarial, significa innovar constantemente, desde el lugar de trabajo hasta las soluciones que ofrecemos.

Cuando atravesamos un proceso de renovación de la oficina, es importante tomar en cuenta que cada elemento que seleccionemos debe ser elegido de acuerdo con la identidad corporativa y los fines de la compañía.

Las prioridades son dos principalmente: optimizar al máximo el espacio y mejorar el bienestar de los usuarios.

Por otra parte, las oficinas están desarrollando nuevas dinámicas de trabajo donde se hacen a un lado las jerarquías para impulsar el trabajo colaborativo en los espacios de trabajo.

Esto debido a que, grandes empresas como Google o Amazon, han desarrollado sus mejores y más creativas ideas en espacios de coworking.

Ahora bien, debes preguntarte ¿qué quieres transmitir en el espacio de trabajo?, ¿cómo van a desarrollarse las actividades e interacciones entre los colaboradores?, ¿buscas un concepto de oficina tradicional o moderna?

Mobiliario nuevo, concepto nuevo

El cambio de filosofía de las empresas se refleja tanto en la decoración, estética y equipamiento de estos nuevos espacios de trabajo, como en la forma de trabajar.

Pese a que, el empleado no quiere pasarse todo el día trabajando sin posibilidad de disfrutar a su familia, amigos y tiempos libres, sí desea desarrollarse profesionalmente. De modo que, el trabajo influye en su autorrealización y felicidad a corto y largo plazo.

Lo anterior determina una situación característica de estos tiempos: la atracción, retención y/o pérdida de talento. Puesto que, hoy en día, las personas pueden elegir dónde trabajar y exigir a las empresas mejores condiciones laborales.

En este punto, la transformación del espacio de trabajo funciona como arma de doble filo, pues, implica dos cuestiones:

  1. Por un lado, el componente creativo es determinante en la mayoría de los trabajos. Para realizar las tareas automatizadas ya disponemos de herramientas, pero, la autenticidad es el verdadero diferenciador. De allí, que sea tan importante y valorada por las empresas.

  2. Por otro, el trabajo debe realizarse en un espacio de trabajo ergonómico: sillas ergonómicas, escritorios regulables, salas de reuniones, áreas de descanso y recreación, buena iluminación y ventilación, etc.

Finalmente, la oficina no es un lugar insignificante. Piensa en todas las veces que te has llevado el trabajo a casa, ¿por qué no lo has terminado a tiempo? ¿Cómo te hace sentir el entorno? ¿El espacio está bien equipado? ¿El mobiliario es ergonómico?

La tecnología ha favorecido que las empresas mejoren la calidad de vida de sus colaboradores y agilicen procesos. Por eso, no nos sorprende encontrar cada vez más ejemplos de oficinas modernas, más cálidas y confortables.

¿No sabes cómo integrar el mobiliario nuevo? Descarga la guía, ¡es gratis!

espacios-de-trabajo-planeacion