las-empresas-estan-cambiando-espacios-de-trabajo

Los espacios de trabajo en una empresa influyen directamente en la salud de los colaboradores, la eficiencia de sus actividades y los resultados de negocio.

¿Cómo nos afecta el espacio de trabajo?

Ya no es un secreto que el espacio sí importa. Hace 50 años, las personas pasaban extensas jornadas bajo condiciones pésimas de trabajo: poca ventilación, ausencia de luz natural, colores opacos, pequeños cubículos, etc.

Hoy en día, la globalización ha permeado, incluso, en el diseño y la planificación de los espacios de trabajo.

¿Cómo? Modificando las tendencias de los trabajadores, quienes exigen un nuevo entorno completamente conectado.

¿Qué significa esto? Pues bien, con las nuevas tecnologías que abren paso a pequeñas, medianas y grandes empresas, también se han desarrollado nuevas filosofías sobre cómo debe ser el espacio  de trabajo: inspirador, original, productivo, comprometido, que refleje la cultura empresarial, etc.

Y esta evolución de los espacios de trabajo apunta al desarrollo de lugares colectivos y compartidos, así como, a la transformación de las estaciones individuales.

De esta manera, se prioriza la salud y el bienestar de los colaboradores para mejorar su rendimiento, pues, no es lo mismo tener una reunión con toda la plantilla, que realizar entrevistas a posibles candidatos.

Volvemos al principio: el espacio SÍ importa y mucho. Tener la flexibilidad de adaptarse a las necesidades de los trabajadores, es la clave para obtener resultados óptimos dentro de la empresa.

Después de todo, ¿a quién no le gustaría sentirse a gusto en el trabajo todos los días? Ya que, es donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo y, por lo cual, es importante reconsiderar si el entorno favorece el desempeño de las personas que laboran allí.

 

5 señales que indican que debes cambiar tu espacio de trabajo

Sin importar el tamaño de la empresa, es importante abrirnos a nuevas ideas, perspectivas y opiniones. A veces, el problema está allí pero no lo vemos con claridad. Identifica si en tu organización están sucediendo algunas de estas situaciones:

  1. Poca o nula productividad: 

    Atento aquí. Es posible que los procesos dentro de tu negocio se cumplan en tiempo y forma, pero, ¿cuál es el margen de beneficio si se mantienen estáticos? La idea es hacer las cosas bien, de la forma más eficiente.

    En ese sentido, es posible que no exista productividad si tus colaboradores carecen de herramientas o razones que los motiven a mejorar su actitud e incentiven su desempeño.

    Lee más en: Ergonomía en espacios de trabajo.

    Recuerda que a mayor satisfacción en el puesto de trabajo, corresponde un mayor compromiso por parte del empleado.

  2. Ausentismos, bajas y rotación de personal:

    ¿Cuántas horas pasamos sentados frente a la computadora? Este esfuerzo excesivo físico, la mala postura, los aspectos psicosociales relacionados con una deficiente organización, un espacio mal planificado, entre otros, devienen en problemas musculares, enfermedades y estrés.

    Lo que, a su vez, provoca faltas y bajas definitivas de los trabajadores.

    Lee más en: ¿Cuánto te cuesta un empleado estresado?
  3. Teléfonos descompuestos:

    En espacios de trabajo que carecen de áreas colaborativas, tiende a haber distanciamiento entre los trabajadores y, por lo tanto, mala comunicación. Sin embargo, cada vez existen más empresas cuya estructura organizacional se planea de forma horizontal, en lugar de jerárquica.

    Así, se han desarrollado espacios de trabajo donde directivos comparten el entorno con sus colaboradores, lo cual, genera un sentido mayor de pertenencia.

  4. Colaboradores hacinados en espacios reducidos:

    Sabemos que el crecimiento forma parte de cualquier organización. No obstante, aumentar la plantilla sin considerarlo previamente durante la planificación del espacio, limitará las funciones y bienestar de los trabajadores.

    Hay dos posibles soluciones: mudarse a un lugar más amplio; o bien, contratar un servicio de amueblamiento que adecúe el espacio y reorganice los elementos.

  5. Todas las anteriores:

    Lamentablemente, puedes estar atravesando por todas estas situaciones, ¿qué hacer al respecto?

    La innovación del espacio de trabajo aumenta las posibilidades de mejorar la productividad de los colaboradores y los resultados de negocio. ¿Cómo?

    Mediante mobiliario ergonómico y funcional, así como, una planificación del espacio acorde a las necesidades de los trabajadores y las dimensiones del lugar.

    Los cambios siempre son para bien. Toma en cuenta que crear  espacios de trabajo adecuados conlleva múltiples beneficios como la retención del talento, el incremento de la productividad, mejores resultados y crecimiento empresarial, así como, una cultura que refleja los objetivos de tu negocio.

¿Quieres saber cómo transformar los espacios de trabajo de una empresa? Descarga la guía, es gratis.

Y si deseas formar parte del cambio, solicita una asesoría con nosotros ¡Sí quiero!

espacios-de-trabajo-planeacion