como-hacer-un-presupuesto-para-comprar-el-mobiliario-de-oficina

Comprar el mobiliario de oficina no debe ser un dolor de cabeza ni suponer una gran inversión.  Aquí te diremos cómo hacer tu presupuesto eficazmente.

 

Durante una transición, ya sea de lugar, cambio de estilo, la incorporación de más empleados, etc., que requiere la renovación o compra  de mobiliario, siempre surge la misma pregunta, ¿cuánto me costará en tiempo y dinero concretar el proyecto?

Sin embargo, existe algo aún más importante a considerar antes que eso: la calidad y el valor que ofrecen los productos que compremos. Porque se trata de los elementos que nos ayudarán a trabajar y colaborar de mejor manera en nuestro día a día.

9 claves para hacer tu presupuesto

Si requerimos de  un presupuesto para comprar mobiliario de oficina, debemos tratar de conseguir equilibrar el total de los gastos, las horas de trabajo y recursos consumidos, más el margen de beneficio que queremos obtener. Hacerlo correctamente es todo un proceso y requiere dedicación y planificación.¿Cuánto es razonable invertir en un proyecto de amueblamiento? Dar una cantidad exacta es imposible.

Todo depende de las necesidades de tus colaboradores, del espacio con el que cuentes y de las circunstancias del proyecto en general.

Sin embargo, lo que sí podemos hacer es proporcionarte algunas pistas para que te des una idea sobre qué debes considerar para hacer tu presupuesto:

  1. Investiga: Ya sea por Internet o en tiendas físicas, te recomendamos averiguar precios y calidad, sobre todo, de las piezas más grandes y significativas.

    Por ejemplo, escritorios o estanterías, piezas que con el cuidado adecuado pueden durar muchísimo tiempo y, regularmente, abarcan la mayor parte del presupuesto. De acuerdo al espacio y necesidades de almacenamiento, comienza con estas cifras.
  2. Piezas personalizadas: Si tienes en mente un pedido especial, considéralo en tus cálculos también. De organizar correctamente tus compras, es muy posible que puedas incluirla dentro de tu presupuesto.
  3. Prioriza las compras: Divide las compras desde las piezas más indispensables y deja al final los detalles como piezas decorativas, mesas extras, etc. Asimismo, delimita los plazos en los que comprarás tanto lo necesario como lo secundario.

    De esta manera, tendrás claro en qué tiempo podrás concluir tu proyecto y podrás reajustar tu presupuesto de ser necesario.
  4. Toma en cuenta los complementos: Reserva una parte de tu presupuesto para los detalles que, aunque no sean parte esencial no son menos importantes pues, dan el toque final del estilo.
  5. Deja margen para imprevistos: Es importante que consideres que pueden surgir otros gastos o necesidades, por lo que, es bueno dejar una cantidad reservada para estos casos.
  6. Consulta a un especialista: Durante tu proyecto te recomendamos asesorarte con un experto en amueblamiento para que puedas planificar tus compras de forma acertada y te acerques con mayor exactitud a lo que quieres de acuerdo al presupuesto que tienes.
  7. Plazo y condiciones de entrega: Contempla con anticipación el plazo de entrega y las condiciones, por ejemplo, si incluye la instalación de los muebles.

    Existen empresas que cuentan con servicios de instalación y no requieren que emplees a tu personal, esto definitivamente es un plus.
  8. Garantías: Toma en cuenta que lo que estés comprando sea de calidad. Considera el material, la durabilidad, funcionalidad, si la empresa cuenta con certificaciones, si los muebles son sustentables, para asegurar que la compra que estás haciendo te garantizará un buen resultado.
  9. Equilibra el costo/beneficio: De acuerdo al costo que puede ser alto, regular o bajo, evalúa el beneficio para la empresa. Cuando se trata de muebles hay diversos aspectos a considerar: calidad, ergonomía, funcionalidad, adaptabilidad, etc.

    Recuerda que no se trata de un producto transaccional y lo ideal es que perdure con el paso del tiempo y que favorezca la productividad.

 

¿Qué necesitas antes de comprar el mobiliario de oficina?

El punto de partida de cualquier proyecto de amueblamiento es definir para qué se utilizará el mobiliario y los elementos esenciales para comenzar a configurar el espacio, por ejemplo, cuántas mesas o escritorios se necesitan, sillas, la iluminación, muebles de almacenaje, etc.

Considera que se puede incorporar más personal, por lo que sería útil contemplar mobiliario que se pueda adecuar a futuro. Por ejemplo, escritorios que cuenten con un soporte lateral para la sujeción de mamparas, con el fin de proporcionar independencia a cada uno de los empleados.

Estas consideraciones, no obstante, son relativamente sencillas y se enfocan más en el diseño y funcionalidad del mobiliario con respecto al espacio de trabajo. Un proyectista puede ayudarte a visualizar tus ideas y asentarlas para orientarte a elegir la opción que más te convenga.

Ahora, ¿cómo elegir qué comprar? Descarga nuestra guía y averigua las claves para hacerlo eficazmente.

guia-comprar-muebles-de-oficina