como-diseñar-oficinas-corporativas

El diseño de oficinas corporativas se basa en los objetivos del negocio y las necesidades de los trabajadores. Aprende aquí cómo crearlas con éxito.

Puesto que, pasamos mucho tiempo en la oficina, se ha descubierto que un espacio de trabajo inspirador puede motivarnos a trabajar mejor y aumentar nuestra productividad. Para ello, debemos considerar 3 aspectos básicos:

  • ¿Qué imagen/valores quieres transmitir? 

  • ¿Cómo puedes incorporar las necesidades de tus colaboradores al diseño? 

  • ¿Cómo ayudará el diseño a mejorar los resultados de la empresa?

En este artículo, te explicaremos la importancia del diseño de oficinas corporativas y los puntos clave para desarrollarlo exitosamente. ¡Toma nota!

 

El diseño debe centrarse en el trabajador

El diseño interior de oficinas no puede ignorar un factor sumamente importante: ¿cuál es el propósito del espacio de trabajo? 

Piensa que, idealmente, queremos crear oficinas donde nuestros colaboradores se sientan cómodos y puedan trabajar mejor. Por lo tanto, antes de hacer planos, comprar muebles o rentar un lugar, debes considerar:

  • ¿Qué tipo de actividades se realizarán en ese espacio?

  • ¿Cuántas personas ocuparán el espacio y qué cargos tendrán?

  • ¿Qué clase de equipo de trabajo se requiere?

  • ¿Irán clientes a visitar la oficina?

  • ¿Necesitan almacenar documentos o materiales?

Además, el diseño de la oficina también debe ofrecer movilidad, sostenibilidad, tecnología integrada y funcionalidad para que el ritmo de trabajo sea más productivo.

 

Beneficios de mejorar tu oficina corporativa

El rediseño de tu oficina con base en las necesidades presentes y futuras de la empresa, ayuda a retener y atraer el talento, pues, las brechas generacionales cada vez más marcadas, demandan espacios modernos y agradables para trabajar.

Los profesionales que deciden invertir en el diseño de sus compañías creando ambientes atractivos, colaborativos e inspiradores, tienen mayores posibilidades de mejorar su rentabilidad y competitividad. ¿Te quedarás atrás o prefieres tomar el riesgo?

Te puede interesar: 5 ideas para mejorar la productividad en el trabajo.

 

Imagen corporativa, ¿cómo influye en la identidad empresarial?

Antes de pensar en el diseño, el mobiliario o la decoración de tu oficina, hay que definir la identidad del negocio, es decir, ¿cómo se define a sí mismo?, ¿cómo quiere ser reconocido?, ¿qué colores lo identifican?

La imagen corporativa es la representación gráfica de los valores, la misión y cultura de la empresa. Por ejemplo, el logotipo, la publicidad, la comunicación, el estilo y la decoración.

Digamos que el espacio es el reflejo de tu organización y cada detalle del diseño de una oficina corporativa, comunica tu imagen de marca y ayuda a que tus clientes y colaboradores la reconozcan.

En un caso práctico, si una empresa se define como moderna, su imagen debe respaldar ese concepto: tendencias de interiorismo modernas y equipo de trabajo de última generación.

 

Diseño corporativo, ¿cómo integrarlo en la oficina?

En esencia, el diseño de tu oficina corporativa debe basarse en la personalidad de la empresa, tus objetivos y las necesidades de tus colaboradores. Para lograrlo, te damos tres ideas:

 

1. Mobiliario que optimice el espacio

Algo fundamental es elegir de forma correcta el mobiliario que utilizarás en tu oficina. Toma en cuenta que el diseño, material y acabados, también transmiten la identidad del negocio.

Ahora bien, existen muchos tipos de mobiliario de oficina, por lo que, te recomendamos que antes de escoger el diseño más atractivo, consideres la resistencia, adaptabilidad y funcionalidad que pueden ofrecer.

Por ejemplo, si la empresa representa un producto innovador y creativo, lo ideal sería amueblar el espacio con muebles minimalistas. Por otro lado, si crees que tu plantilla crecerá y cuentas con poco espacio, los sistemas modulares son la opción perfecta. 

 

2. Colores atractivos que aumenten la motivación

Igualmente importante es el color de tu oficina, ya que, puede fomentar la creatividad y la productividad de los usuarios. Aunque, también puede combinar varias paletas de colores de acuerdo a tu imagen corporativa.

No tienes que limitarte a pintar las paredes únicamente. Puedes utilizar otros elementos del mobiliario como sofás, alfombras o libreros de colores para acentuar la decoración, de acuerdo a las funciones de cada departamento.

Los colores neutros como gris, negro, blanco o marrón, reflejan una imagen institucional. Pero, si el logo de tu empresa tiene elementos en color naranja, el tono de las paredes puede ser color gris o blanco, que sugiere un estilo minimalista. 

 

3. Decoración que armoniza el ambiente

Durante el diseño de tu oficina corporativa, también es importante conocer la disposición de los detalles y artículos de decoración: lámparas, cortinas, plantas, alfombras, mesas, etc. Incluso, la papelería debe incluir el logo o los tonos representativos del negocio.

La decoración debe ser coherente con los colores corporativos, la imagen de marca y lo que queremos comunicar.

Idealmente, si la empresa cuenta con un manual de identidad corporativa, es más fácil definir los criterios sobre los cuales elegir cada elemento del espacio y verificar que representen adecuadamente la imagen de la marca, tanto interna como externamente.

 

Espacios en oficinas corporativas: características y beneficios

Las oficinas corporativas, se caracterizan por tener una distribución que ayuda a optimizar el espacio. Esto ayuda a dividir los puestos de trabajo de forma ordenada para que los usuarios trabajen eficientemente.

Pero, no todos los espacios tienen las mismas funciones y objetivos. Por esa razón, aquí te enlistamos algunas características de los diferentes espacios corporativos: 

 

Oficinas privadas

La oficina privada es un espacio tradicional, cuyo objetivo es ofrecer mayor confidencialidad y denotar estatus. Normalmente, cuenta con el mobiliario más sofisticado, mucha luz y una decoración elegante.

Sin embargo, los altos ejecutivos, a veces, son los que menos tiempo pasan en la oficina, por lo que, estos espacios se desperdician a la vez que disminuyen la interacción con el resto del personal.

Por eso, el diseño de la oficina privada está cambiando para ofrecer más flexibilidad y mejorar la colaboración, sin descuidar la privacidad acústica y visual. A través de la tecnología y una distribución que ayuda a sacar el máximo provecho del espacio.

Lee más en: 10 impresionantes fotos del diseño de oficinas ejecutivas.

 

Salas de reuniones

Las nuevas tendencias en interiorismo apuntan a mejorar la colaboración y las salas de juntas, juegan un papel crucial en ese sentido.

Para sacar el mayor rendimiento de este espacio, la clave está en la configuración. Es decir, de acuerdo al objetivo de la reunión, la mesa y las sillas pueden definir jerarquías, liderazgo, así como, marcar el tiempo y dinámicas durante la jornada.

Una configuración clásica cuenta con mesa rectangular larga para establecer negociaciones o tratar temas confidenciales; mientras que una configuración en bloques es ideal para una sesión de brainstorming, donde los usuarios tienen a interactuar de temas colaborativos.  

 

Áreas comunes

Muchas empresas siguen optando por los cubículos, aunque, este diseño que busca la privacidad del trabajador, también disminuye su productividad y creatividad.

Lo ideal para optimizar tu oficina es contar con espacios compartidos donde los trabajadores puedan interactuar e intercambiar ideas. Para ello, puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Identifica las zonas donde los empleados pueden socializar o distraerse. Tal vez, implementar una cafetería, coworking o terraza sean la opción ideal.

  2. Identifica qué tipo de ruidos pueden distraer al trabajador, tanto internos como externos. Instala mamparas que disminuyan la contaminación acústica. 

  3. Elige mobiliario diferente, sofás, columpios, sillas reclinables, bancos, que hagan sentir a los usuarios más cómodos. 

 

Áreas de descanso

A diferencia de las empresas de hace 50 años, las oficinas corporativas incluyen zonas de descanso para los trabajadores, que les permiten despejar la mente y regresar al trabajo más motivados.

La clave consiste en encontrar el equilibrio para reducir el estrés y cansancio del personal, sin afectar la productividad del negocio.

Lee más en: Espacios recreativos en oficinas modernas. 

 

Comedor

Algo fundamental es incluir comedores o zonas de coffee break donde los empleados puedan no sólo abastecer sus necesidades de comida y bebida, sino, socializar con el resto de sus compañeros.

El diseño puede contar con mesas de diferentes tamaños y alturas, sillas ergonómicas y sofás; además, una buena cafetera no puede faltar.

 

Oficinas que reflejen nuestra marca

La primera impresión siempre es la que vale. Ahora, visualiza la fachada como la cara de tu oficina, ¿realmente refleja el estilo y personalidad de tu empresa?

Es importante que cada elemento de tus oficinas (colores, muebles, materiales, decoración y distribución) sea coherente con la imagen de marca e identidad de tu negocio.

¿Se trata de una empresa tradicional o moderna? ¿Buscas una arquitectura institucional o más juvenil? ¿Quieres dejar al descubierto un lado serio o divertido? ¡Piénsalo bien!

¿Quieres diseñar tu oficina corporativa? Descargar nuestra guía gratuita y pon en práctica 6 sencillos tips para conseguir resultados auténticos y sofisticados. 

espacios-de-trabajo-planeacion