diseño-interior-de-oficinas

El ambiente puede influir en la creatividad y productividad de las personas. Aprende aquí algunos consejos imprescindibles del diseño interior de oficinas.

Si quieres crear espacios prácticos, funcionales y estéticos, seguro debes estarte preguntando, ¿cuánto tiempo y dinero tienes que invertir? La realidad es que esto depende de varios aspectos y de cada empresa.

El diseño interior de oficinas puede ir desde renovar el mobiliario, cambiar la decoración o comenzar un proyecto de amueblamiento de todo tu espacio de trabajo. Pero primero, debes tener en cuenta estas consideraciones.

 

Planea de acuerdo a tus objetivos

La idea es planificar el diseño interior de la oficina con base en las necesidades e intereses de los usuarios, para que sean más eficientes y mejorar el bienestar laboral. Para lograrlo, debes tomar en cuenta 3 aspectos fundamentales: 

 

1. ¿Qué tareas se realizarán en el área de trabajo?

Antes que nada, debes definir qué uso se le dará al lugar que vas a diseñar. Por ejemplo:

  • ¿Cuántas personas ocuparán el espacio? 
  • ¿Cuál es su cargo o puesto de trabajo?
  • ¿Cuáles serán sus funciones diarias?
  • ¿Necesitan trabajar juntos o separados?
  • ¿Requieren un entorno silencioso?

Una vez definido el objetivo del espacio, podemos avanzar hacia los elementos necesarios como el número de escritorios, sillas, la iluminación, muebles de almacenaje.

Además, es recomendable considerar la posibilidad de que crezca la plantilla y cómo adecuar el espacio y mobiliario a este cambio. Para ello, puedes apoyarte en un proyectista que te brinde orientación sobre la opción más conveniente.

 

2. Presupuesto

Una vez que has establecido tus intereses y antes de realizar cualquier inversión, debes considerar con cuanto dinero dispones, ya que, en el mercado existe una gran variedad de opciones y precios. Igualmente, toma en cuenta:

  • la calidad, durabilidad y funcionalidad de lo que vas a comprar
  • si la empresa cuenta con certificaciones
  • si los muebles son sustentables 
  • si cuentan con garantía

De acuerdo al costo, que puede ser alto, regular o bajo, evalúa el beneficio para la empresa y tus colaboradores.

Recuerda que el diseño interior de oficinas es un proyecto que debe llevarse a cabo con detenimiento y, aunque implique una inversión considerable de tiempo y dinero, tendrás grandes resultados a largo plazo.

Te puede interesar: 4 claves para rentabilizar la compra del mobiliario de oficina. 

3. Plazos

Otro factor importante para no afectar o detener la operación de tu empresa, es contemplar ¿cuánto tiempo tienes para entregar el proyecto? y ¿cómo distribuirlo para no rebasar la fecha límite?

Sin embargo, el tiempo necesario para concretar el diseño de tu oficina, depende de muchas variantes, entre ellas:

  • si el espacio requiere modificaciones (instalaciones eléctricas, tirar muros)
  • plazo y condiciones de entrega del mobiliario (garantías, si incluye la instalación)
  • las dimensiones del lugar 
  • si el proyecto es de renovación parcial o total del espacio

Si has contratado a un proyectista o experto en amueblamiento, es más fácil planificar tus compras de forma acertada y acercarte con mayor exactitud a lo que tienes en mente de acuerdo a tu presupuesto.

 

¿Qué ambiente quieres crear en la oficina?

El diseño interior de oficinas puede ser muy versátil, puesto que, una organización tiene varios departamentos, con diferentes funciones, objetivos y ritmos de trabajo.

Elige elementos prácticos que reflejen la identidad de tu marca y le den personalidad a tu espacio: las líneas rectas y los colores neutros transmiten sobriedad y los tonos más llamativos inspiran creatividad.

Por ejemplo, en un oficina de telemarketing, los usuarios hablan mucho por teléfono y requieren elementos que aíslen el sonido como mamparas y audífonos, al igual que puestos de trabajo con cierto grado de privacidad.

En un departamento de ventas, en cambio, es probable que los empleados reciban clientes y necesiten escritorios amplios, de estilo ejecutivo, archiveros, una decoración profesional y más elegante.

Lee más en: 10 impresionantes fotos del diseño de oficinas ejecutivas.

 

¿Cuál será el estilo de la oficina?

El diseño interior de una oficina, puede adoptar diferentes estilos de acuerdo a la cultura corporativa e, incluso, puede combinar varios en una misma empresa. Conoce las características de algunos de los estilos más utilizados: 

 

Oficina clásica

El estilo clásico utiliza, principalmente mobiliario de madera y con líneas curvas, cuyo diseño es elegante y denota estatus. La decoración normalmente incluye plantas naturales, alfombras con estampados o lisas, cuadros, y lámparas tipo araña.

oficina-clasica-ejemplo

 

Oficina moderna

Las oficinas modernas, promueven la creatividad y la colaboración entre los empleados, a través de diseños atractivos e inspiradores. Regularmente, emplean los cristales y revestimientos, así como, espacios abiertos y de coworking.

Lee más en: 8 características de una oficina moderna.

oficina-moderna-ejemplo

 

Oficina minimalista

Su premisa es la simplicidad. Líneas rectas, colores blancos, grises y negros, junto a una decoración sobria es característica de este estilo.

oficina-minimalista-ejemplo

 

Oficina estilo Industrial

En estos espacios, predominan los materiales como la madera, el metal y el hormigón. Además, los elementos estructurales están a la vista: tuberías y sistemas de electrificación. Cuentan con amplios ventanales y espacios abiertos.

oficina-industrial-ejemplo

 

Oficina colaborativa

Hoy en día, es muy común emplear espacios compartidos o de coworking para ahorrar costes y mejorar la interacción entre los empleados. Mesas amplias, sofás, decoración atractiva y colores llamativos, son elementos clave en las oficinas colaborativas.

Te puede interesar: ¿Cómo organizar y equipar una oficina de coworking? 

oficina-colaborativa-ejemplo

Te puede interesar: ¿Cómo diseñar tus oficinas corporativas?

 

Equilibrio y escala de los elementos de tu oficina

El diseño interior de una oficina, puede tener muchas formas de organización y distribución del espacio y mobiliario, de acuerdo a la cantidad de usuarios y sus funciones.

Idealmente, el entorno debe estar ordenado, limpio y dar una sensación de amplitud con ayuda de los colores y la iluminación. Por ejemplo, si es para varios usuarios, lo más recomendable es emplear sistemas modulares que optimizan el espacio.

Para conseguir ambientes agradables, sigue estos consejos:

  • Al ubicar tu puesto de trabajo, procura dejar un espacio de 1.5 metros (con respecto a la pared o al usuario más cercano) para que puedas desplazarte sin problema.
  • Coloca tu computadora en posición perpendicular a las ventanas para evitar reflejos de luz y, de preferencia, en medio de tu escritorio para tener espacio libre.
  • Los estantes, archiveros y libreros ayudan en la decoración, división y organización de las oficinas.
  • El escritorio y tu silla de trabajo deben ser ergonómicos para adaptarse a tus necesidades y tareas diarias.

Lee más en: Ergonomía en espacios de trabajo. 

 

Un trabajo conjunto entre el diseñador y el cliente

Durante un proyecto de este tipo, es indispensable conocer de primera mano las necesidades y objetivos de quienes van a utilizar el lugar para optimizar el espacio, reducir los costos y distribuir correctamente el mobiliario y demás elementos.

El diseño interior de oficinas, puede dotar de personalidad y modernidad a tu empresa. Pero, lo más recomendable es acercarte a un experto que te provea de las mejores y más actualizadas soluciones.

Un proyectista, por ejemplo, puede ser la mejor opción para asentar tus ideas y brindarte orientación. Recuerda que el mobiliario debe ser adaptable a los cambios que pueda sufrir tu organización: nuevas dinámicas de trabajo, crecimiento de la plantilla, modificación de las jerarquías.

¿Quieres saber cómo planificamos espacios de trabajo funcionales y modernos? Descarga la guía, ¡es gratis! 

espacios-de-trabajo-planeacion