equipar-estacion-de-trabajo-para-oficina

Para equipar las estaciones de trabajo para la oficina de forma eficaz, el mobiliario debe poseer las funcionalidades y características ergonómicas adecuadas.

Las formas de trabajar han cambiado, ¿por qué seguimos necesitando una oficina?

Cada vez hay menos cubículos y más espacios de trabajo colaborativos y modernos. Quienes han resignificado el estilo de las oficinas y las formas de trabajar son las nuevas generaciones que se están incorporando a la vida laboral.

Los millennials y la generación “Z”, buscan mejores condiciones de trabajo, movilidad y mayor flexibilidad de horarios.

Por ello, las empresas que desean atraer y retener candidatos, buscan mejorar sus ofertas y el clima laboral, a través de nuevas dinámicas de trabajo y el correcto equipamiento de las estaciones de trabajo donde se van a desempeñar.

¿Cómo debe ser una estación de trabajo?

Una estación de trabajo cuenta, generalmente, con un área de trabajo, una silla, archivero, bote de basura y, a veces, sillones, lámparas, estantes o libreros. Normalmente, hay estaciones de trabajo individuales y estaciones de trabajo colaborativas.

Antes de hacer el equipamiento de una oficina, es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  1. Las necesidades y funciones de los usuarios

  2. Las dimensiones y cualidades del espacio de trabajo

  3. Prever el crecimiento de la plantilla

  4. Las adecuaciones o innovaciones necesarias que requiera el equipo y mobiliario de oficina a futuro

 

Existen medidas y características estándar para equipar correctamente tus estaciones de trabajo y conseguir el mayor beneficio. Conócelas a continuación...

 

Características, elementos y medidas ergonómicas de una estación de trabajo

Ahora bien, puedes elegir entre rentar o comprar el mobiliario y equipo de oficina, pero, no debes ignorar las cualidades y medidas ergonómicas que requieren los elementos de tu estación de trabajo.

 

Sillas

La silla de oficina es el elemento más importante, ya que, influye directamente en la productividad y bienestar del usuario. Por ello, además de ergonómica debe ser de calidad, pues, una buena silla puede durar 5 años o más y evitar lesiones musculares.

Las sillas deben ser ergonómicas para que su forma, dimensiones y ajustes favorezcan una postura correcta.

Sus características y funcionalidades indispensables son:

  • Asiento: La superficie del asiento debe ser de 42x40 cm como mínimo. Es muy importante que sea regulable en altura, ya que, podremos fijar la posición de nuestro torso respecto a la mesa de trabajo.

NOTA: Si la silla queda demasiado baja, afectará nuestra zona lumbar. Si es demasiado alta, forzaremos las vértebras y músculos de la parte dorsal y el trapecio.

  • Respaldo: Debe ser curvo y ligeramente inclinado para ofrecer comodidad. Su longitud debe cubrir toda la espalda y brindar apoyo a la zona lumbar (60 cm aprox.).

Algunos modelos permiten añadir una cabecera en la parte superior que ayuda a descansar las vértebras de la zona dorsal sin someter la columna a excesivas torsiones.

  • Descansabrazos: Deben favorecer una postura cómoda con los brazos formando un ángulo de 90º, a la vez que sirvan de apoyo en los codos y antebrazos.
  • Base: Con las sillas giratorias es más fácil cambiar de postura y desplazarnos en la estación de trabajo. Se recomienda la base de estrella de 5 puntas para mayor seguridad.
  • Tapizado: Para una mayor comodidad, el tapizado debe ser transpirable y estar diseñado para soportar el uso continuo.


Escritorios

Al elegir los escritorios y mesas de trabajo, debes considerar las dimensiones del espacio y la cantidad de usuarios que los ocuparán.

También debes conocer la disposición en que se colocarán, así como, escoger el color y el acabado de acuerdo con el estilo de la oficina.

Sus características y funcionalidades fundamentales son:

  • Diseño: Ofrecer múltiples configuraciones (preferentemente), ergonómicas y con ajustabilidad de altura de ser posible.
  • Medidas: La mesa debe tener la altura justa para que los codos y antebrazos estén rectos al colocarlos sobre la mesa. Normalmente son 75 cm desde el piso y 60 cm de fondo.
  • Superficie. Debe ser lo suficientemente amplia (90x60 cm mínimo por usuario) para que quepa todo lo que el trabajador necesite (laptop, teléfono, mousse). Las mesas en L brindan mayor espacio para realizar diversas tareas.

Aprende a elegir el mobiliario que se adapte a tus necesidades con nuestra guía, ¡descárgala!

guia-comprar-muebles-de-oficina

 

Integrar tecnología

La tecnología debe ayudar a una mejor disposición de las computadoras, impresoras y elementos de iluminación.

Para ocultar los cables, por ejemplo, se utilizan los falsos fondos o canaletas, o bien, el pavimento técnico que sirve para alojar todas las instalaciones eléctricas y multimedia en el suelo.

Otra opción es el mobiliario electrificado que cuenta con conducción de voz y datos, pues, ofrece una mayor funcionalidad y seguridad para los usuarios.

Postura correcta

Parte del equipamiento de una estación de trabajo es regular las distancias entre los elementos que la componen para conseguir una postura adecuada. Estas son las medidas estándar recomendadas:

Distancia entre el usuario y el ordenador. En reglas generales, se recomienda una distancia de 50 a 60 cm, en un ángulo de visibilidad de unos 20° hacia abajo. Además, el ordenador no debe reflejar la luz.

La altura del teclado se recomienda de 72 cm, a partir del piso, sobre una superficie plana, horizontal y firme. Las bandejas deslizables proporcionan más comodidad. Entre el teclado y el borde de la mesa debe quedar un espacio de al menos 10 cm. para apoyar las muñecas.

 

Otras recomendaciones que debes seguir

La mayoría de nosotros pasamos más tiempo del que quisiéramos en la oficina y, pese a que esté perfectamente equipada, no estamos exentos de sufrir dolencias musculares y lesiones.

Estos son algunas recomendaciones que pueden potenciar la ergonomía en las estaciones de trabajo:

  1. Cambiar la postura de los pies y repartir el peso de la carga de tu cuerpo
  2. Alternar la postura con otras que faciliten el movimiento
  3. Adecuar la altura de la silla al tipo de trabajo que realizas
  4. Nivelar la mesa a la altura de los codos
  5. Mantener la espalda recta, apoyada al respaldo de la silla
  6. Adaptar la altura del escritorio al tipo de esfuerzo que realizas
  7. Utilizar un reposapiés portátil o fijo

¿Necesitas ayuda para equipar las estaciones de trabajo de tu oficina? Podemos brindarte asesoría.

CONTÁCTANOS