como-influye-mobiliario-en-productividad-laboral

Aumentar la productividad laboral depende en gran parte de cómo elijas y distribuyas el mobiliario de tu oficina. ¿Estás haciéndolo correctamente?

Normalmente, pasamos más tiempo en la oficina que en nuestra propia casa. Un escritorio y una silla, un montón de cubículos y diseños anticuados, no alcanzan para mejorar la productividad y sentirnos más motivados.

Entonces, ¿por qué limitar el espacio de trabajo y demás elementos a sus funciones básicas?

Actualmente, sabemos que otros factores afectan nuestro rendimiento en la oficina. La luz, el ruido, el color e, incluso, la postura, pueden influir en los resultados que entregamos. ¿Te sientes identificado?

Aumenta la productividad eligiendo correctamente el mobiliario

En una nota publicada por El Economista, expresan que el mobiliario ergonómico aumenta hasta el 10% la productividad laboral.

¿Por qué? Debido a que, se ha confirmado que una mala postura debida a una silla inadecuada, no sólo puede causar la ausencia o baja definitiva del empleado por alguna dolencia, sino que, afecta al resto del equipo desnivelando la carga de trabajo y generando estrés.

Es por eso que la creación de mobiliario ergonómico, se ha visto impulsada por los avances en los campos de la tecnología, la medicina y la fisioterapia. Y su influencia en la productividad ha sido la pauta para que las empresas se esfuercen en diseñar espacios de trabajo más saludables y funcionales.

Considera que las capacidades intelectuales y las cualidades como la creatividad no son estáticas, sino que, varían de acuerdo con las condiciones del entorno, tanto de manera positiva como negativa.

Es sencillo: a mejor entorno de trabajo, mayor rendimiento del personal.

Es un hecho que la elección del mobiliario para incrementar la productividad, ha mejorado los resultados de negocio. Principalmente, porque el ausentismo y las bajas laborales disminuyen, mientras que la motivación y el bienestar se elevan.

¿Te has puesto a analizar cuántas horas al día pasas sentado? ¿Comúnmente te duele la espalda, el cuello o los hombros? De ser así, es posible que necesites modificar tu espacio de trabajo.

Sin embargo, la mayoría de nosotros desconocemos a qué altura colocar los asientos, cómo deben de ser los respaldos y las superficies de los muebles para conseguir el mayor beneficio, qué colores ayudan a la concentración o cómo debe ser la iluminación en cada espacio de trabajo.

¿Cómo es el mobiliario ergonómico?

El mobiliario ergonómico es aquel que se adapta a las necesidades del usuario. Cuando queremos renovar un espacio de trabajo, primero debemos definir qué actividades se llevarán a cabo allí y cuáles serán las funciones de quienes lo ocuparán.

Ya que, actualmente, dentro de las empresas existen varios espacios con diferentes objetivos: salas de juntas, áreas colaborativas, zonas recreativas o de descanso, oficinas para entrevistar clientes o prospectos, entre otras. Algunas emplearán múltiples escritorios, otras requerirán sofás, mamparas, sistemas modulares, etc.

A cada espacio corresponde un diseño ergonómico, personalizado y funcional. Todo ello optimizando los recursos y el propio espacio del que disponemos.

Puesto que, los muebles nos asisten en nuestras tareas e influyen en nuestro bienestar y rendimiento, cada elemento del espacio de trabajo puede estar afectando nuestra salud y el nivel de productividad. Ahora bien ¿cómo elegir el mobiliario correctamente?

Lee más en: ¿Por qué las oficinas modernas son más productivas?

3 Tips para elegir el mobiliario de la oficina

Comprar mobiliario ergonómico representa una gran inversión, pues, ayuda a reducir costos a futuro, aumentando el bienestar y la productividad laboral de los trabajadores. Para elegir correctamente el mobiliario toma en cuenta estos tips:

 

Calidad en más importante que cantidad

Comprar muebles económicos sin tomar en cuenta su adaptabilidad, funcionalidad y calidad es un grave error. Es importante considerar el tiempo de vida del mobiliario.

Por ejemplo, las sillas baratas que venden las cadenas de artículos para oficina, es de 700 pesos aproximadamente, con una vida útil de 2 años. Es decir, que una empresa invertiría en promedio 4,200 pesos cada 12 años por silla, pero, el confort y productividad de los empleados sería deficiente.

En cambio, una silla de calidad, está valuada desde los 5,000 hasta los 25,000 pesos, con una vida útil de 12 años. La elección dependerá de las necesidades y presupuesto de cada empresa.

 

Comprende dónde empieza y dónde termina la ergonomía

La ergonomía empieza en la silla con el 50%. La altura del escritorio representa un 20% y  el otro 30% es donde tenemos la tecnología. Es decir, a qué altura y distancia colocamos nuestra laptop, por ejemplo.

Desde la silla, es importante saber cuál es la mejor postura con respecto al escritorio y en función de ello, dónde debe de ir lo demás para no afectar nuestra productividad.

En este punto, es importante mencionar que, además de una buena silla, la estación de trabajo debe contar con accesorios para resguardar la tecnología. Por ejemplo, porta monitores, soportes para laptops o tablets, entre otros.

 

Acude a los expertos

Para diseñar espacios ergonómicos y funcionales, es recomendable acudir a las empresas especializadas en mobiliario, puesto que, son quienes pueden ayudarte a planear correctamente tus espacios de trabajo en función de tus necesidades.

En Gebesa, ofrecemos soluciones integrales de amueblamiento, esto es, una completa evaluación del lugar que deseas renovar, incluyendo la selección, distribución e instalación de los muebles. ¡Solicita una asesoría!  

CONTÁCTANOS