Conoce las diferencias entre una oficina moderna y una tradicional. ¿Qué estilo elegir? Te lo explicamos en este artículo.

Lo primero que las personas notan cuando entran a un lugar, es la decoración. Las empresas suelen subestimar el impacto que la decoración de oficina tiene en sus clientes potenciales y empleados.

La decoración de una oficina debería reflejar los valores de la compañía, su cultura y su actitud hacia los visitantes. El diseño interior de tu oficina debe comunicar la visión general de la compañía, sin que alguien tenga que explicarlo, pero ¿cómo lograr esto?

Para asegurar que la decoración de tu oficina sea exactamente como la imaginaste, primero debes decidir el estilo de decoración que prefieres. Dos estilos de decoración muy comunes en pequeñas y grandes empresas son el tradicional  y el moderno.

Cuando selecciones el estilo de decoración de tu oficina, debes tener tres cosas en mente: la industria en la que radicas, tus empleados y el tipo de clientes que te visitan.

 

El estilo de la oficina tradicional

Un estilo retro o tradicional suele reflejar credibilidad y experiencia. Una oficina tradicional está dividida en muchos departamentos como marketing, finanzas, recursos humanos, operaciones, sistemas, etc.

Cada departamento tiene su propia área de trabajo, que en algunas ocasiones es compartida con otros departamentos o dividida en diferentes zonas. Los muebles que corresponden al estilo de una oficina tradicional se ajustan de acuerdo a la división de los departamentos.

Necesitarás piezas de mobiliario más grandes si algunos miembros de tu equipo trabajan juntos. Además, los muebles para cada departamento pueden variar dependiendo de sus necesidades. También podría haber un cuarto de impresión y copiado común para la comodidad de los empleados.

Las oficinas con un estilo tradicional se guían por la jerarquía y separan a los empleados por rango. Si estás planeando mantener un diseño así, deberás tener cubículos separados para ciertos departamentos y empleados ejecutivos.  La gama de colores y la iluminación en los cubículos puede variar entre uno y otro.

El mobiliario para ese tipo de oficina es seleccionado de acuerdo a la posición donde estará y a quién corresponderá. Por ejemplo: necesitarás piezas diferentes para la oficina del jefe y la oficina de lo empleados de rango menor. Tal vez quieras colocar un sofá en la oficina del gerente o jefe.

Existe un área de recepción en las oficinas tradicionales. La mesa de recepción debe seleccionarse con mucho cuidado, ya que ésta será lo primero que los clientes verán cuando entren. Tal vez incluso necesites un sillón de espera en esta zona.

 

El estilo de oficina moderno

Una oficina con un diseño moderno refleja eficiencia y competitividad. Al optar por la decoración moderna, debes prestar especial atención a la compra del mobiliario. Determina qué muebles necesitas por área y función que cumplirán, antes debes establecer qué áreas de tu oficina servirán a cuáles funciones.

Necesitarás sillas y escritorios para todos tus colaboradores así que, piensa de qué forma puedes acomodar todas sin que se vea desordenado. La mayoría de espacios en las oficinas modernas tienen mobiliario suficiente para grupos grandes y pequeños, así que tal vez necesites adquirir piezas como mesas para conferencias para grupos numerosos junto con los escritorios y sillas.

Un punto importante a considerar es que no debes priorizar el estilo y decoración sobre la comodidad de las personas. No compres sillas planas y alternativas si son incomodas.

Las necesidades funcionales de tu equipo tienen prioridad y para ello necesitan sillas cómodas que los mantengan productivos. Hay sillas adecuadas tanto en estilos modernos como clásicos y puedes escoger la que mejor se adapte a la apariencia de tus interiores.

La mayor parte de las oficinas cumplen ya sea con el diseño de cubículos o el de espacios abiertos. Dependiendo de tu elección de organización, puedes utilizar mamparas para separar a tus empleados y ofrecerles sus propios espacios privados o crear cuartos para todos. Esto hará que el espacio de la oficina se vea más moderno y organizado.

Presta especial atención a la gama de colores en las diferentes áreas de tu oficina. Instala iluminación que se armonice con el estilo de decoración moderno.

Ya conoces las diferencias entre una oficina moderna y una tradicional. Para asegurar que escojas el estilo de oficina correcto, debes considerar el sistema de administración utilizado y cómo la organización de tu oficina puede ayudar a éste.

El estilo de oficina que escojas impactará en las relaciones entre empleados, el clima laboral y la cultura organizacional, así que el proceso debe planearse con mucho cuidado. Si tienes dudas sobre esto, aquí te dejamos una guía gratuita. 

espacios-de-trabajo-planeacion